Sin categoría

Herpes Labial │ Remedios caseros

Si existe algo realmente incómodo y antiestético, es el herpes labial. El herpes labial se contagia mediante contacto directo con una persona que tiene el virus activo. Una vez entra en el organismo, el virus se instala para siempre, manifestándose en brotes, que coinciden con fiebre, estrés, infecciones, alergias, quemaduras de sol, etc…

lipstick-575193_1280

Este contagio, normalmente se da mediante saludos o besos, por lo que es muy importante ser precavido y no tomar contacto directo si vemos que una persona tiene un herpes. Puede ser incómodo tener que evitar saludar o besar a una persona, pero más incómodo será sufrir y curar el herpes labial.

 

Las fases del herpes labial

 

Las fases por las cuáles pasa un herpes son:

  • Hormigueo: Lo sentimos constante en el labio, junto a desazón y picor. Sentimos una sensación de latido persistentemente.
  • Ampolla: Se forma una ampolla visible en nuestro labio, y ésta es incómoda y produce tirantez.
  • Drenaje: Se rompe la ampolla expulsando el líquido interior. No debemos tocar la zona. Si no que es recomendable limpiar con miel y un poco de vinagre, empapados en un algodón. Frotar suavemente, sin producir dolor. Es la etapa más contagiosa.
  • Costra: Se forma una costra sobre la herida, lo cual significa que vamos por buen camino, y nos estamos curando.
  • Curación: La costra cae por sí misma, desapareciendo, y produciéndose así la curación. No debemos producir la caída de la costra, si no que debemos permitir que caiga sola, por sí misma.

 

Remedios naturales para curar el herpes labial

 

Si tienes un herpes labial, recuerda poner medios para no contagiar a otras personas. Si eres mujer, no maquilles la herida o ampolla para tratar de disimularla, porque solo ayudarás a agravar el problema. No es necesario alarmarse, ya que existen muchos remedios naturales para poner fin a ésta incómoda y molesta dolencia.

 

  • Té Negro: Pon una bolsita de té negro directamente sobre la herida o ampolla, ayudará a aliviar el hormigueo, además de ayudar a que la curación avance.
  • Ajo: El ajo contiene propiedades antibióticas y antivirales. Corta una fina lámina y ponla directamente sobre el labio.
  • Leche: Contiene lisina, aminoácido que colabora en la aceleración de la cura del herpes. Moja un algodón en leche, y aplica directamente sobre el brote.
  • Pulpa de tomate: Ayuda a limpiar el herpes. Raya un tomate y aplica la pulpa del mismo sobre el labio, retira con un algodón y finalmente aclara, con agua limpia y fresca.
  • Aloe Vera: El aloe vera tiene propiedades como regenerar las células de la piel, es por eso que aplicar un corte de la planta directamente sobre la herida, hará que la cura sea eficaz, además de mucho más rápida.

 

Ahora ya tienes en tus manos esta información valiosa, espero que lo pongas en práctica.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *